Sobre tus adolescentes y sus primeras "dates"


Todos hemos escuchado la broma, (o no tan broma) de: "¡Mi hija no saldrá con nadie hasta los 30!". Sabemos que eso no pasa. Pero la realidad es que no podemos controlar mucho cuando se trata de sus primeras citas.


Tal vez puedas controlar con quién están y adónde van (hasta cierto punto), pero no puedo controlar sus sentimientos y emociones. Conocemos que vivimos en una cultura que exalta las relaciones románticas, en algún punto tus hijos adolescentes querrán tener su primera cita.


Como papás que procuran a sus hijos, por supuesto, siempre buscarán protegerlos de cualquier forma de herida, dolor o arrepentimiento.


Las relaciones románticas a cualquier edad son un desafío y mucho más en esta etapa.

Es por eso que vivir en la realidad de lo que es probable es un lugar mucho más saludable que lugar de buscar formas de evitar lo inevitable.


Aquí les dejamos algunas recomendaciones para tener en cuenta para esta etapa en la que tus hijos comienzan sus primeras dates.


Reconocer que es una conversación constante y llega más pronto de lo que te imaginas


Es importante tomar en cuenta que no se menciona que las citas deban de comenzar antes de tiempo. Nos referimos a la conversación en si misma.


Las citas son diferentes hoy de como lo eran en el pasado. Desde los comienzos de la era digital los niños y adolescentes están encontrando maneras de "pasar el rato" sin tener que salir de su habitación. A menos que revises el teléfono de su hijo todos los días, es imposible saber con quién están pasando el tiempo en línea o por teléfono a menos que pregunte.


Sugerimos abordar el tema de forma conversacional y menos interrogativa. Tal vez un: “Oye, has estado en tu teléfono toda la tarde. ¿Estás hablando con alguien nuevo?

Conversar también sobre su día escolar. “¿Con quién compartiste tus recesos? ¿De qué platican?

Y sí, es importante preguntar si están hablando con alguien más en particular.

Cuando llegue el momento, haz preguntas cuando sea necesario, escucha sin sobre reaccionar y conviértete en esa persona de confianza que tus hijos necesitan.


Buscar ser asertivos sobre lo que comunicamos alrededor del tema


Debemos cuidar el no adornar innecesariamente el tema de las relaciones sentimentales en la adolescencia y por otra parte enfatizar en la importancia de formar vínculos de amistad sanos.


Establecer que el enamorarse no es el objetivo principal pero tener un buen amigo sí lo es.



Interpreta sus emociones


Es importante que al mencionan el tema de las citas, tengamos mayor apertura a compartir sobre sus inquietudes. A veces por temor, nos convertimos en la última persona con la que quieren hablar al respecto.


Como cualquier relación dinámica, hablar requiere trabajo y experiencia. Algunas de nuestras debilidades personales son más evidentes que cuando estamos en una relación de noviazgo. Aprender sobre uno mismo es un paso fundamental para la autorreflexión y la mejora.


Bajo las circunstancias adecuadas, el hecho de que sus hijos establezcan una relación de noviazgo saludable podría ser benéfico en su crecimiento y desarrollo. Pero, por supuesto, en las circunstancias adecuadas.


Tocar el tema del enamoramiento y las primeras citas requiere de apertura, comunicación honesta y respeto entre tus hijos y tú.

Es importante que, como padres, no menospreciemos los sentimientos y emociones de nuestros hijos.

27 visualizaciones0 comentarios