¿Por qué celebramos a mamá?



Mamá es la persona que hace todo por nosotros, la jefa de la casa, la que nos regaña, pero a la vez la mujer más cariñosa, la que siempre nos cuida, la que siempre está ahí, por eso no es de sorprender que por todo el mundo celebremos el Día de las Madres, aunque en diferentes fechas como el 21 de marzo en Egipto, el 15 de agosto en Bélgica o el 22 de diciembre en Indonesia, entre otros.


En el pasado, el Día de las Madres estaba fuertemente relacionado con la religión, el primer registro de esta festividad se remonta a la antigua Grecia, en donde rendía culto a Rea, madre del Dios Zeus, Hades, Poseidón y Era, posteriormente los romanos adoptaron esta tradición y así se conservó a lo largo de los años hasta que en 1914 fue establecida la fecha oficial de esta celebración, gracias a la insistencia de la periodista estadounidense, Anna Jarvis, para reconocer el gran papel de las madres en la sociedad.


En México, festejar a mamá se volvió tradición en 1922, por iniciativa de Rafael Alducin, que en ese entonces dirigía el periódico Excélsior, esta propuesta fue bien recibida por los habitantes del país y se eligió el 10 de mayo como fecha de celebración.


Han pasado 98 años desde la primera vez que se celebró el Día de las Madres en México, 109 años desde que se creó, y aún más, desde sus primeras versiones en la antigua Grecia.


Pero, sin importar cuántos años pasen, esta fecha siempre mantendrá la vigencia y el cariño que la caracterizan, porque no hay amor como el que se le tiene a mamá.