Las 5 cosas que ocurren cuando abrazas a tus hijos


Los abrazos son sanadores, pueden curar enfermedades del alma. Según la ciencia, los abrazos intervienen en el desarrollo del cerebro contribuyendo a la madurez emocional de los niños. Además, transmiten seguridad, lo que es muy importante durante el crecimiento de nuestros hijos.


1. Los abrazos mejoran la capacidad de socialización

Los abrazos liberan una hormona llamada oxitocina durante el contacto corporal, la cual activa estados de ánimo de tranquilidad y confianza hacia otros seres humanos. Esto ayuda a que los niños reduzcan el miedo social y desarrollen una mayor capacidad de socialización.


2. Los abrazos liberan tensión

Los niños son seres vulnerables al estrés, ya que la mayor parte del mundo es desconocido para ellos y lo que no se conoce tensa y estresa. Esto puede ocurrir en diferentes momentos como consecuencia del inicio de clases en el colegio o por cualquier cambio de rutina. Estos son momentos en los que tu hijo/a necesitará un fuerte abrazo de aquellas personas que tanto le quieren.


3. Los abrazos ayudan a desarrollar la empatía

La empatía es la capacidad que desarrollan los niños para entender las necesidades de los otros.


4. Los abrazos estimulan la creatividad y el aprendizaje

Los abrazos estimulan la dopamina, la cual cumple varias funciones en el cerebro relacionadas con el comportamiento, la cognición y la regulación del sueño y del humor. Esta combinación de beneficios prepara un excelente escenario para estimular la creatividad y el aprendizaje.



5. Los abrazos alejan la apatía

Los abrazos permiten a los niños motivarse por la vida y eso se traduce en adultos felices que además saben amar y estimular a través del cariño, creándose un ciclo de abrazos difícil de romper.


Abraza a tus pequeños y recuerda hacerlo con todas las precauciones sanitarias.