Día Internacional del Trabajo


La conmemoración del Día Internacional del trabajo tiene su origen en 1889, cuando por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la organización llamada “Segunda Internacional”, la cual albergaba a los partidos socialistas y laboristas que buscaban dar impulso a los derechos de los trabajadores como homenaje a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados por la policía de la ciudad al participar en protestas durante una huelga en 1886.


Tras la Revolución Industrial los trabajadores eran explotados con jornadas laborales de hasta 18 horas, fue a partir de 1820 cuando se produjeron varios movimientos con la única petición de que el horario laboral fuera de 8 horas.


Luego de años de lucha y a pesar de las modificaciones a las legislaciones que toparon la jornada laboral en ocho horas, muchos trabajadores seguían sufriendo explotación.


Ante esta situación, la Federación Estadounidense del Trabajo, uno de los mayores sindicatos en Estados Unidos, decidió en su cuarto congreso de 1884, que a partir del 1 de mayo de 1886 la duración de la jornada laboral debería ser de ocho horas. Si las empresas no aceptaban esto, habría un paro.


El 1 de mayo de 1886, unos 200,000 trabajadores iniciaron la huelga al no conseguir el reconocimiento del derecho a una jornada de ocho horas. Además de la huelga, se registraron movilizaciones, principalmente en Chicago, donde las condiciones laborales eran de las peores de ese país.


El 3 de mayo hicieron una manifestación frente a la fábrica de maquinaria agrícola McCormick, la única que trabajaba en la ciudad. Cuando sonó la sirena de salida de los trabajadores, los manifestantes se lanzaron contra los rompehuelgas, ocasionando una gran pelea.


Ante esta situación, un grupo de policías disparó contra la gente provocando la muerte a seis personas y decenas de heridos.