Día de la Madre Tierra

Un 22 de abril, pero de 1972, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano celebrada en Estocolmo, sentó las bases para fomentar la conciencia mundial sobre la relación de interdependencia entre los seres humanos, otros seres vivos y nuestro planeta.


En esa misma ocasión, también fue establecido el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente en donde fue creado el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), agencia de la ONU encargada de establecer la agenda ambiental a nivel global para promover la implementación coherente de la dimensión del medio ambiente y desarrollo sostenible en el sistema de las Naciones Unidas, además de actuar como un defensor autorizado del medio ambiente.


En 1992, más de 178 países firmaron la Agenda 21, la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la "Cumbre de la Tierra", celebrada en Río de Janeiro (Brasil).




Por su parte, la Asamblea General designó el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra, mediante una resolución adoptada en 2009.


Desde entonces, todos los esfuerzos por crear conciencia medioambiental crecieron exponencialmente con actos como:


o La Cumbre de la Tierra de Johannesburgo en 2002.

o La Declaración en 2008 del Año Internacional de la Tierra.

o La declaración oficial de la ONU del Día Internacional de la Madre Tierra

o Río +20 , donde se elaboró un documento que contenía medidas y prácticas para implementar un desarrollo sostenible.

o La Cumbre del Clima.

o La COP25.


Las dos últimas enfocadas en el cumplimiento del Acuerdo de París.


Cada año, en las Naciones Unidas se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra a través de la iniciativa "Armonía con la Naturaleza", una plataforma para el desarrollo sostenible global que celebra anualmente un diálogo interactivo internacional.