Crianza Positiva


Sabemos que dada la situación que estamos viviendo hoy en día, nuestras rutinas y el estado emocional de todos los miembros de la familia se han visto alterados, sobre todo, cuando se trata de criar a un hijo; como padres nos enfrentamos al dilema de cuánta disciplina es necesaria, cuándo se puede volver excesiva y cuándo contraproducente.


La crianza positiva aboga por que el niño tenga cierto grado de autonomía y participe en la

toma de algunas decisiones, siempre teniendo en cuenta qué es lo adecuado para su edad y cuál es el contexto familiar.


Según este enfoque, el adulto sigue siendo el responsable, pero se fomenta mayor comunicación, respeto y aprecio por los sentimientos de los niños. La enseñanza de habilidades sociales y emocionales promueven actitudes positivas hacia uno mismo, los demás y aumenta el rendimiento académico.


Los padres que son amables y firmes brindan oportunidades a niños, niñas y adolescentes de aprender que la libertad conlleva responsabilidades, la posibilidad de explorar las consecuencias, así como aprender habilidades de vida como resolver problemas, comunicación y respeto por los demás. Los errores son vistos como oportunidades para aprender.



Para llevar a cabo una crianza positiva permite que los niños:


1. Participen en las decisiones familiares.

2. En el establecimiento de reglas, límites y consecuencias.

3. En la solución de problemas.

4. Da opciones limitadas para que los niños pueden elegir entre alternativas que estén dentro de los límites y que muestren respeto para todos.


Con estas acciones podremos lograr que nuestros hijos sean niños y niñas más autónomos y responsables, aprendan el control de sus emociones, a manejar su frustración y más abiertos a nuevas experiencias.


En Colegio Carmel contamos con el área psicopedagógica en donde desarrollamos las habilidades necesarias para formar a niños felices.

Entradas Recientes

Ver todo

Rancho Estanzuela No. 130

Haciendas de Coyoacán

Coyoacán

CP 04970

CDMX