Cómo procurar el bienestar de la salud mental de su adolescente o preadolescente



¿Su adolescente o preadolescente se está comportando de manera más distinta de lo habitual?

Sí, probablemente esto parezca una pregunta capciosa. El énfasis está en la palabra más. Por ejemplo, ¿Su hijo de catorce años, que suele ser muy responsable, olvidó sacar al perro de nuevo, olvidó dos tareas de clase seguidas y acaba de reprobar un examen en su materia más fácil? ¿O tal vez tu hija de once años extrovertida y divertida ha comenzado a encerrase en su cuarto durante horas y, cuando sale, es cada vez más común que tenga arranques de comportamiento agresivos?


Los cambios que están atravesando sus hijos no desaparecerán si los ignora. Y con los tiempos desconcertantes que hemos vivimos ya hace más de un año y medio, necesitamos ocuparnos del bienestar de nuestra familia ahora más que nunca. Este blog tiene el propósito de brindarle algunos consejos para procurar el bienestar emocional y mental de sus hijos.


Permanecer atento a las señales de advertencia

Los preadolescentes y adolescentes tienen necesidades de desarrollo diferentes a las de los adultos. Se encuentran en una fase de la vida en la que las conexiones con sus compañeros son increíblemente importantes. Dependiendo de su edad, etapa y nivel de madurez, es posible que su adolescente o preadolescente no comprenda completamente cómo los últimos meses han impactado su entorno. Además, al entrar en la pubertad experimentarán cambios de humor debido a cambios hormonales que no tienen nada que ver con la pandemia. Es importante estar atento a estas señales, especialmente si interfieren con sus actividades diarias.


  • Cambios en el desempeño escolar.

Es posible que su hijo se esté rezagando en la escuela. Incluso si su hijo no es un estudiante "perfecto", observe los cambios en su desempeño continuo. Una mala calificación ocasional es una cosa, pero es completamente diferente si su hijo comienza a bajar su rendimiento académico.


  • Cambios en el sueño.

Su hijo puede tener problemas para dormir, despertarse a media noche o dormir demasiado. Tal vez algo más está sucediendo con ellos si prefieren pasar la mayor parte del tiempo en su cama.