5 objetivos de bienestar para este 2022 que todos los padres pueden establecer

Actualizado: 22 ene


A lo largo del ciclo escolar hemos experimentado un viaje de emociones, preocupaciones, tranquilidad; ¡los niños de regreso a la escuela!, por supuesto con todas las medidas sanitarias que ya conocemos. Ahora llega Ómicron y están de vuelta en casa indefinidamente.


Probablemente muchas situaciones nos han tomado por sorpresa. Tal vez perdiste un trabajo o a un ser querido, tal vez simplemente estas cansado: la mente, el cuerpo y el alma quizás estén desgastados y cansados ​​de hacer todo lo posible para mantenerse enteros.


Si te identificas con algunas de estas situaciones déjame decirte que no estás solo, todos en algún punto nos hemos encontrado allí, lo importante es no permanecer en ese lugar.


No podemos decir con certeza cuándo es que todo volverá a la normalidad, así que pensamos que sería mejor centrarnos en el mundo interior. Hoy, hablemos de algunas metas que podríamos establecer este nuevo año para fortalecernos como padres y personas.

Estos son objetivos aplicables para cualquier momento.


Objetivo número 1: Cuida de ti todos los días.

Las reuniones online, los berrinches, etc., pueden significar que lo básico pase a un segundo plano.

Así que volvamos a lo básico. Haz algo que te haga sentir que cuidas de ti mismo todos los días, nuestra higiene personal, tal vez dediques tiempo para hacer ejercicio, pintarte las uñas, arreglarte el cabello o afeitarte la cara.


Objetivo número 2: Crea un espacio seguro en tu hogar.

Tal vez hace algunos días tu hijo construyó su nuevo set de Lego en la sala para jugar durante los descansos de las clases en línea, o quizás los experimentos y creaciones de tu hijo se derraman regularmente desde su cuarto hasta el pasillo y más allá.

Estás dispuesto a relajarte un poco durante estos tiempos, ¡pero las cosas de los niños están empezando a tomar el control!


Tal vez puedes establecer un lugar en casa para que tus hijos se explayen en su creatividad, recordándoles algo como: "¡Todos los sábados, haremos aseo general en casa!”


Objetivo número 3: Establecer una rutina de tiempo de descanso.


Todo el mundo necesita un poco de tiempo libre, y ahora más que nunca. Elije una hora específica del día y establécela como un tiempo de descanso para todos en casa.

El tiempo de descanso se ve así: cada integrante de la familia tiene un espacio en casa para ellos solos y una hora (o dos) para dedicarse a sus intereses sin interrupción. Puedes colocar algunos juguetes favoritos y reproducir un podcast o un audiolibro para los niños más pequeños. Los niños mayores y adolescentes pueden leer, dibujar, escuchar música o trabajar en un proyecto o hobby.



Objetivo número 4: Aceptar que las emociones negativas no tienen que ver contigo.

Si los adultos luchamos por mantener una sonrisa en nuestros rostros, solo podemos imaginar lo difícil que debe ser para los niños sobrellevar la situación. Después de todo, se han encontrado con los mismos cambios que nosotros tenemos con menos comprensión y menos habilidades para resolver lo que sienten.


Así que la próxima vez que tu hijo se sienta triste o desesperado inexplicablemente, o tu hijo de secundaria de un portazo o tu hijo adolescente te mire con ojos que solo pueden significar: "NO ME ENTIENDES”, repite la siguiente frase para ti mismo: "Esto no se trata de mí."


Luego, cuando todo esté más tranquilo, puedes acercarte a tu hijo, pequeño o mayor, con los brazos extendidos y decirle: “¿Te doy un abrazo? Cuéntame que está pasando”.


También es una buena idea establecer algunos límites saludables.

Hazle saber a tus hijos que no pasa nada si tienen sentimientos incómodos, pero que no pueden tratarte de manera incorrecta.

Escucha, habla y sigue adelante.



Objetivo número 5: Reemplaza la idea de una infancia mágica por momentos de calidad.

Aquí hay un mensaje que es difícil de escuchar para algunos padres: tus hijos no necesitan una infancia mágica, simplemente necesitan momentos de conexión contigo.

Podemos aprovechar algunos momentos a lo largo del día.

Haz preguntas para conocer mejor a tu hijo. Escuchen buenas canciones juntos mientras están acurrucados en el sofá. Juega un juego de mesa, den un paseo. Profundiza en lo que les gusta.


Esperamos que encuentres algunos objetivos factibles que puedas tomar para este nuevo año.

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo